Un enamorado padre de familia que encuentra en su mujer e hijas la fuente de inspiración para su trabajo.

Veo la fotografía como un arte que  cambio por completo mi manera de ver el mundo, voy casi siempre cargado con mis equipos, buscado encuadres originales y la luz ideal en todo lo que miro, parece de locos, pero yo lo veo bonito.

Las bodas. ¿Porque las Bodas?

Ser el fotógrafo de una boda de aquellas en la que el amor es lo que mueve a la pareja, realmente me apasiona  y no tengo vergüenza de decirlo. Para  plasmar sentimientos, sonrisas, lagrimas, gestos y miradas no veo mejor oportunidad. A posteriori poder hacer que las parejas y familias revivan ese momento y se vuelva a emocionar no tiene precio.

Mi misión en una boda es esa, captar sentimiento y hacer que sean revividos siempre que se miren las fotos de ese día.

¿Como trabajo¿

Pues no suelo pedir poses y procuro intervenir lo mínimo posible durante una sesión y aún más en una una Boda, quiero sacar a las personas como ellas son realmente, sus gestos y principalmente las miradas, los ojos hablan y más vale una buena imagen que mil palabras. Me alegra el día cuando entrego las fotos a una pareja y les veo felices y me dicen que les saqué tal y como son.

Si habéis llegado hasta aquí y os gusta mi trabajo no dudéis en mandarme un correo y preguntar lo que queráis acerca de lo que hago, estaré encantado en informar tanto por correo como personalmente.

Un cordial saludo,

Dani Arjones

Share Button